· Ficha de especie
Otros Algas Otras plantas Insectos Crustáceos Otros invertebrados Peces Anfibios Reptiles Aves Mamíferos
· Otras plantas
Fecha última actualización: 2014-01-14
Autoridad taxonómica: L.
Orden: Caryophyllales
Familia: Phytolaccaceae
Castellano: Espinacas de América, uvas de América.
Català: Raïm de moro, raïm de guilla, tinta, escopetassa.
Euskera:
Galego: Hierba carmín.
English: Poke root, pokeweed.
Autor fotografía: Bou Manobens, Jordi
Autor de fotografía: Bou Manobens, Jordi
Descripción:

Hierba de 1 a 3 m, a veces leñosa en la base. Glabra o glabrescente, con un olor a veces desagradable. Con un tallo cuadrangular, estriado,  grueso, suculento, subdicótomo en la parte superior. El tallo es de un color verde o  rojizo. De hojas grandes de 12-25 × 5-10 cm, ovado-elípticas u ovado lanceoladas, agudas, mucronadas, enteras o de margen ondulado, a veces asimétricas, redondeadas o cunedas en la base, cortamente pecioladas, de limbo decurrente. Racimos alargado con numerosas flores de hasta 30 cm, laxos opuestos a las hojas, erectos, subiguales a las mismas o mayores que ellas, con eje glabro. Flores hermafroditas, con 4-5 piezas en el perianto. Las flores son de un color blanco-verdosas a rosadas, reflejas en la madurez. Con 10 estambres y un ovario con 10 carpelos. Carpelos adherentes; estilos muy cortos, de ápice recurvado. Baya elipsoidal de 1cm de diámetro, con 10 surcos longitudinales profundos, negro-purpúrea en la madurez. Semillas de 3mm, brillantes, negras. Cromosomas 2n= 36.

Biología y hábitat:

Hemicriptofito, de floración entre agosto y octubre. En su mayor parte la planta es toxica.


Metafito epecófito que crece en terrenos yermos, lugares perturbados, junto a muros, ruinas, bosques abiertos,  bosques de ribera deforestados, pasturas, prados, herbazales, caminos y terrenos removidos. Prefiere los lugares lluviosos y semiombrivolos, entre 0 y 600 m. Particularmente junto a poblaciones, siendo así un planta típica de hábitats ruderalizados.


En recientes investigaciones se ha llegado a observar cierta resistencia a la contaminación del suelo, y    que P. americana tiene propiedades antifúngicas y antivirales. Pudiendo así crecer en terrenos contaminados.

Distribución geográfica nativa:

Originaria de América del Norte (Canadá y Estados Unidos de América), concentrada en la costa este.

Distribución y establecimiento 
en la península Ibérica:

Naturalizada en gran parte del mundo como es el caso de Europa y Asia. En China (Ou et al. 2008) se ha catalogado como especie invasora emergente; a su vez en países como Italia (Celesti-Grapow & Alessandrini 2009) también se ha observado un comportamiento invasivo, por ese motivo no es solo una problemática regional si no una problemática más amplia. Otros lugares de Europa donde es invasora son Francia, Portugal, Suiza y España. En la Península Ibérica crece en el litoral y en zonas centrales donde el clima no es extremo, como son los valles cantábricos, el litoral catalán, el litoral valenciano, el litoral portugués y las islas Baleares.

Mecanismo de introducción:

Introducida en Europa hace 300 años, donde se ha naturalizado globalmente en zonas no demasiadas frías. Su naturalización empezó por el sud oeste europeo y su expansión en el norte no fue significativa hasta el siglo veinte. Se introdujo el cultivo de Phytolaca americana por sus bayas maduras, las cuales tienen varias finalidades en tinción. Aunque sus resultados no fueron muy buenos es utilizada en tintorería para teñir tejidos como la seda, la lana y el algodón. También con resultados no demasiados buenos se introdujo para la tinción de los vinos tintos, para hacer el color más intenso, pero ese proceso puede volver toxico el vino o darle un sabor desagradable.

Abandonado su cultivo continua creciendo en tierra baja, en lugares húmedos, en su mayor parte ruderalizados. Actualmente su propagación se debe a la dispersión de semillas a través de los pájaros frugívoros (como es el caso de Sturnus vulgaris), por lo cual se hace difícil el control de su expansión.
Impacto ecológico:

La competencia es su mayor impacto, ya que produce grandes biomasas que ahogan la vegetación de su entorno. Esa competencia dificulta el crecimiento de las especies nativas, por ese motivo se incluye en el catalogo español de especies exóticas invasoras, dentro del Anexo II como especies potencialmente invasora.


En un ecosistema con las condiciones climáticas optimas y con la comunidad vegetal alterada, P. americana puede formar poblaciones muy densas que impiden la regeneración de bosques de ribera o el crecimiento de la vegetación nativa.


También se considera que tiene un impacto sobre los herbívoros los cuales pierden plantas con frutos comestibles que son substituidos por P. americana que tiene unas bayas tóxicas, que no son comestibles por los herbívoros. Pero si son comestibles para los pájaros frugívoros, tal como se ha comentado anteriormente.

Impacto socioeconómico:

Económicamente produce daños en la ganadería. Al ser una planta muy tóxica perjudica al ganado que termina evitando las zonas donde crece, reduciendo así la capacidad alimentaria de los prados.

Gestión:

Su control puede ser mecánico o químico. EL control mecánico manual se realiza desbrozando y arrancado la raíz. Puntualmente también se pueden utilizan herbicidas.

Autores ficha: Bou Manobens, Jordi
Observaciones:

Planta tóxica con ciertos usos medicinales, los cuales no se recomiendan. Sus frutos son purgantes o eméticos siempre y cuando se usen con precaución. Su raíz reducida a polvo y en forma de pomada se utilizó contra las enfermedades cutáneas.

Bibliografía:

Bolòs O. et al. 1993. Flora manual dels Països Catalans. Editorial Pòrtic, Barcelona.


Castroviejo S. 2012. Flora iberica. Real Jardín Botánico, Madrid.


Celesti-Grapow L. & Alessandrini A. 2009. Inventory of the non-native flora of Italy. Official Journal of the Societa Botanica Italiana, 143(2): 386–430.


Dumas Y. 2011. American grape (Phytolacca americana): an invasive alien species. RenDez-Vous Techniques, 33: 47–57.


Font J. 2008. Catàleg de flora al·lòctona de l’EIN de les Gavarres. Universitat de Girona, Girona.


Font X. 2013. Banc de Dades de la Biodiversitat de Catalunya. UB. Available at: biodiver.bio.ub.es/biocat/ [Accessed December 3, 2013].


Isern M. & Español E.P. 1984. Plantes ornamentals (autòctones i al·lòctones) de Barcelona. Butlletí de la ICHN, 51: 123–134.


Nienaber M.A. & Thieret J.W. 2004. Phytolaccaceae in Flora of North America.


Ou J., Lu C. & O’Toole D.K. 2008. A risk assessment system for alien plant bio-invasion in Xiamen, China. Journal of environmental sciences, 20(8): 989–997.


Pascual R. 2005. Guia dels arbustos dels Països Catalans. Pòrtic Natura, Barcelona.


Sánchez E.D., Elorza M.S. & Vesperinas E. 2004. Atlas de las plantas alóctonas invasoras en España. Ministerio de Medio Ambiente, Madrid.


Schnitzler A., Hale B.W. & Alsum E.M. 2007. Examining native and exotic species diversity in European riparian forests. Biological Conservation, 138(1-2): 146–156.


Kartesz J.T. & Nishino M. 2011. The Biota of North America Program North American Vascular Flora.

Wittenberg R. & Kenis M. 2005. An inventory of alien species and their threat to biodiversity and economy in Switzerland. CABI Bioscience Switzerland Centre.
Ver citas | Añadir cita | Buscar más imágenes (Google)