· Ficha de especie
Otros Algas Otras plantas Insectos Crustáceos Otros invertebrados Peces Anfibios Reptiles Aves Mamíferos
· Otros
Fecha última actualización: 2011-05-16
Autoridad taxonómica: Schikora
Orden: Saprolegniales
Familia: Saprolegnaceae
Castellano: Hongo de la peste del cangrejo
Català: Fong del cranc
Euskera:
Galego:
English: Crayfish plague
Autor fotografía: Théo Duperray (Wikimedia Commons)
Autor de fotografía: Théo Duperray (Wikimedia Commons)
Descripción:

Es un parásito estricto cuyo micelio únicamente puede sobrevivir en cangrejos de río (Cerenius y Söderhäll, 1992). Se sabe que la capacidad de supervivencia de las esporas es limitada, 2-3 días, y que no produce esporas de resistencia.


Patobiología: La infección comienza sobre la cutícula no esclerotizada. Las zoosporas germinan y producen un micelio aseptado que rápidamente crece dentro de la cutícula, hasta alcanzar la cavidad corporal interna


 

Biología y hábitat:

 Este hongo carece de reproducción sexual y su supervivencia depende exclusivamente de la producción de zoosporas asexuales y de la presencia de cangrejos de río. El calificativo de aguas crónicamente infectadas por este hongo es erróneo dado que A. astaci sólo se encuentra de forma crónica en las especies de cangrejos portadoras, al no ser capaz de sobrevivir fuera del cangrejo de río (Cerenius et al., 1987). Al sucumbir las especies europeas en porcentajes del 100%, una vez muertos los cangrejos la peste desaparece con ellos, hecho que ha sido corroborado en experiencias de campo (Cerenius & Söderhäll, 1992).


   En Europa existen, al menos, cuatro grupos de cepas de este hongo (Huang et al., 1994; Diéguez-Uribeondo et al., 1995). Un grupo de cepas (grupo "A") aisladas de brotes surgidos en poblaciones de las especies autóctonas A. astacus, y A. leptodactylus. Otro grupo de cepas (grupo "B") aisladas de ejemplares de la especie P. leniusculus importados de EEUU y de brotes aparecidos en poblaciones de las especies autóctonas. A. astacus y A. pallipes, y un tercer grupo "D" aislado de ejemplares de la especie P. clarkii procedentes de España.
   Recientemente se ha observado que la mayor parte de los nuevos casos de peste examinados en Suecia, Finlandia, Alemania, Gran Bretaña y España han sido originados por cepas del grupo "B", es decir originarias del cangrejo señal (Diéguez-Uribeondo & Temiño, 1998).


 

Distribución geográfica nativa:

Estados Unidos

Distribución y establecimiento 
en la península Ibérica:

Se cree que la afanomicosis no llegó hasta 1958,entonces, se detectó una elevada mortalidad del cangrejo, pero se asoció a factores de estrés en las aguas, pero por aquel entonces se intentó introducir  A. Astatus en la cuenca del río Duero. En 1964, 1975, 1976 se volvieron a detectar altas mortalidades del cangrejo autóctono en los ríos Iregua, en La Rioja, y Ucero en Soria, tampoco se llegó a comprobar que la afanomicosis fuese el agente . El primer registro del que se tiene noticia es en 1977. En Portugal quedan pocas poblaciones de cangrejo autóctono, pero en pocas localidades se asocia la disminución del cangrejo a la afanomicosis. (Gutierrez et al., 1997)


Está claro que fue la introducción casi simultánea de las especies americanas de cangrejo, el cangrejo rojo y el cangrejo señal (y no solamente el cangrejo rojo, como a veces se piensa) a principios de los setenta, la vía de entrada de éste hongo patógeno en la Península (Diéguez-Uribeondo et al., 1997b).


 

Mecanismo de introducción:

Este hongo es endémico de los cangrejos americanos que son, la mayoría de ellos, inmunes a sus efectos en contraste con las especies europeas que son muy sensibles (Gutierrez et al, 1997)


Causa la afanomicosis o peste del cangrejo, enfermedad que supone la grave desaparición del cangrejo autóctono


La distribución del cangrejo autóctono ha quedado reducida a las partes más altas de los ríos, incluso a altitudes donde antes no se habían encontrado, por encima de los 1100m


Todas las poblaciones de cangrejos introducidos estudiadas en España estaban infectadas con el hongo, portando las cepas específicas de su área nativa (Diéguez-Uribeondo et al., 1995; Diéguez-Uribeondo y Temiño, 1998).


Los episodios de mortandad masiva fueron especialmente importantes entre 1984 y 1986, cuando supusieron casi la mitad (45%) de las pérdidas poblacionales. La mayor parte de estos episodios pueden estar originados por afanomicosis. Diéguez-Uribeondo et al. (1997a) han demostrado que esta enfermedad era responsable al menos nueve entre trece casos estudiados en poblaciones naturales en los últimos diez años.

Impacto ecológico:

Introducido en Europa en 1860 por cangrejos del género Orconectes limosus (Rafinesque) importados a Italia desde Norteamérica. El hongo se trasmitió por todo el continente , ayudado por los movimientos humanos trasportando botas y equipos de pesca infectados por esporas o por repoblaciones de cangrejos infectados. Los peces también actúan como vectores pasivos de la enfermedad. La proliferación de piscifactorias ha contribuido a ampliar el área de distribución del hongo (Gutierrez et al.)

Impacto socioeconómico:

 En especies americanas causa infección crónica que puede volverse letal en condiciones de estrés. En el resto de la especies causa la muerte en el 100% de los casos.
A partir de la aparición confirmada de afanomicosis, 1979, se pasó de 519 toneladas de producción a 200. En 1980 el gobierno aumentó el numero de licencias para pescar y hubo un aumento de pesca. Se observó que la talla media captura de los individuos había disminuido

Gestión:

 Respecto a la situación actual de la afanomicosis y del cangrejo autóctono en España, existe mucho desconcierto, lo que quizá esté dificultando la preservación y recuperación de las poblaciones del cangrejo autóctono, a pesar de la revisión de este tema hecha por Cuéllar & Coll (1981) para España y de la literatura actualizada donde se informa de los logros en la recuperación de las poblaciones del cangrejo autóctono debido a la detención de la peste del cangrejo


Elaboración de medidas higiénico sanitarias a partir de enero de 1981 para prevenir y tratar de detener la afaomicosis.


Las propuestas de acción en España y Portugal giran en torno a implementar un plan fito-sanitario para detener la peste del cangrejo.


 


Los hongos Oomycetes tiene raíces filogenéticas comunes con las algas Cromofitas. Ello debe ser tenido en cuenta a la hora de seleccionar fungicidas adecuados para estos organismos, ya que muchos de ellos, siendo efectivos para hongos superiores, no lo son para los Oomycetes


La aplicación de cloruro magnésico se ha empleado experimentalmente en la prevención de la propagación de la "peste" en la acuicultura (Rantamäki et al., 1992). Este tratamiento permite frenar el crecimiento del hongo y prevenir la transmisión de la enfermedad. Aunque su uso no se a realizado comercialmente, este tratamiento puede ser de gran importancia para el mantenimiento de poblaciones en peligro de extinción, ya que permite salvar los ejemplares todavía sanos de las cuencas afectadas. A su vez permitiría, poner a salvo el material genético en peligro de desaparición ( Dieguez-Uribeondo, 1998)


Medidas de conservación de Austropotamobius pallipes referentes a la peste del cangrejo:


La propuesta a seguir en vistas a su conservación es la de proteger el hábitat, intentando que quede fuera del alcance de la infección y de contaminaciones que puedan debilitar a los cangrejos. Al poderse criar y reproducir en viveros, con mayor o menor éxito, puede abordarse un programa de reintroducción de la especie en nuevas zonas; numerosos autores abogan por una repoblación masiva , rápida y eficaz como buena medida de conservación de la especie. Son necesarios el aislamiento y la puesta a punto de técnicas para la identificación del hongo, y examinar cuál es el papel que juega exactamente la especie P. leniusculus como vector transmisor de la plaga Es imprescindible, finalmente, mediante una legislación adecuada, el riguroso control y vigilancia de la pesca y la no introducción de especies exóticas que pudieran competir con ventaja con nuestro cangrejo autóctono o ser vectores de la micosis. Hay


que tener en cuenta que los experimentos llevados a cabo en Europa sugieren que los intentos de prevención de la enfermedad tienen pocas posibilidades de éxito, y parece improbable que A.pallipes adquiera inmunidad al Aphanomices astaci . Actualmente solo Navarra y Aragón tienen Planes de recuperación

Autores ficha: Maria Josep Puyol Colomé
Observaciones:

 

Bibliografía:

Bolea, L. 1995. El cangrejo de río común en Aragón. España: Diputación General de Aragón.



Boon, P.J., D.H.W. Morgan & M.A. Palmer. 1992. Statutory protection of freshwater flora and fauna in Britain. Freshwater Forum, 2: 91-101


 


Carral, J.M., J.D. Celada, J. González, Et Al. 1993. Wild freshwater crayfish populations in Spain: current status and perspectives. Freshwater Crayfish, 10: 158-162


 


Cerenius, L., Söderhäll, K., Persson, M., Ajaxon, A. (1987) The crayfish plague fungus Aphanomyces astaci- diagnosis, isolation and pathobiology. Freshwater Crayfish, 7, 131-144.


 


Cerenius, L., Söderhäll. (1992) Crayfish diseases and crayfish as a vectorsfor important diseases. Finnis Fisheries Research, 14: 125-133


 


Cuéllar, L. & M. Coll. 1983. Epizootiology of the crayfish plague (aphanomycosis) in Spain. Freshwater Crayfish, 5: 545-549


 


Diéguez-Uribeondo J. El Cangrejo de Río: Distribución, Patología, Inmunología y Ecología. Revista AquaTIC, nº 3, Mayo 1998. [Disponible el 07/10/2006 en URL: http://www.revistaaquatic.com/aquatic/art.asp?t=&c=32


 


Diéguez-Uribeondo, J., Söderhäll, K. (1993) Procambarus clarkii as a vector for the crayfish plague fungus Aphanomyces astaci Schikora. Aquacult. Fish. Manage., 24, 761-765


 


Diéguez-Uribeondo, Cerenius, L., Söderhäll, K. (1994 a) Repeated zoospore emergence inSaprolegnia parasitica. Mycological Research, 98, 810-815.  


 


Diéguez-Uribeondo, J., Huang, T.S., Cerenius, L., Söderhäll, K. (1995) Physiological adaptation of an Aphanomyces astaci strain isolated from the freshwater crayfish Procambarus clarkii. Mycol. Res., 99, 574-578.


 


Diéguez-Uribeondo, J., Temiño, C. And Muzquiz, J. (1997 a) The crayfish plague fungus (Aphanomyces astaci) in Spain. Bull.Fr. Piscic. 347: 753-763.


 


Diéguez-Uribeondo, J. & Temiño, C. (1998) Identificación de dos brotes recientes de la "peste del cangrejo". Trofeo Pesca, 62, 72-73.


 


 


Diéguez, J. & A. Rueda. 1994. Nuevas esperanzas para el cangrejo de río autóctono. Quercus, 97: 8-12.



Gaudioso, V. 1977. El cangrejo de río en España. Rev. Ibérica, 183(Nov.):370-375


 


Gaudioso, V. R., J.D. Celada, J. Carral & P.L. Rodriguez. 1987. El cangrejo de río en León. Universidad de León. Spain


 


Groombridge, B. (Ed). 1993. List of Threatened Animals. Cambridge: UICN


 


 


Gutiérrez-Yurrita P.J., Martínez,J.M., Ilhéu , M., Bravo-Utrera, M. A., Bernardo, J.M. Y Montes, C. 1997. Estatus de las poblaciones de cangrejos en la Península Ibérica. Geoticies [Disponible el 07/10/2006 en URL: http//www.geocities.com/Yosemite/Cabin/9849/cangrejo


 


 Gydemo, R. 1992. Crayfish diseases and management-the need for knowledge. Finnish Fisheries Research, 14: 119-124.


 


Habsburgo-Lorena, A.S. 1978. Present situation of exotic species of crayfish introduced into Spanish continental waters. Freshwater Crayfish, 4: 175-184.


 


Holdich, D.M. & I. Reeve. 1991. Distribution of freshwater crayfish in the British Isles, with particular reference to crayfish plague, alien introductions and water quality. Aquatic Conservation, 1:139-158


 


Huang, T.S., Cerenius, L., Söderhäll, K. (1994) Analysis of the genetic diversity in crayfish plague fungus, Aphanomyces astaci, by random amplification of polymorphic DNA assay. Aquaculture, 26, 1-10.


  


 Martin, C. 1982. Medidas higiénico-sanitarias. Vida Libre, (Junio): 20


 


Peixoto, M.C., S. Bruxelas & A. Maia. 1996. Contribução para a recuperação das populaçoes de lagostim de pés brancos (Austropotamobius pallipes Lereboullet) na bacia hidrografica do Sabor. Iternal Repport, Instituto florestal, 16p.


 


 


 Rantamäki, J., Cerenius, L. & Söderhäll, K. (1992) Prevention of transmission of the crayfish plague fungus(Aphanomyces astaci) to the freshwater crayfish, Astacus astacus, by treatment of MgCl2. Aquaculture, 104: 11-18.


 


Rosas, G., M.A. Ramos & A. Garcia-Valdecasas. 1992. Invertebrados españoles protegidos por Convenios Internacionales. ICONA. Colección Técnica


 


Serres, J.M., C. González & J.L. Parrondo. 1985. Problemática del cangrejo de río en España. ICONA, España.


 


 Unestam, T. 1973. Significance of diseases on freshwater crayfish. Freshwater Crayfish, 1: 135-150


 


Unestam, T. (1969 b) Resistance to the crayfish plague fungus in some American, Japanese and European crayfish. Rep. inst. Freshw. Res. Drottningholm, 49, 202-209.


 


Wells, S.M., R.M. Pyle & N.M. Collins. 1983. The IUCN invertebrate red data book. Gland, Switzerland: IUCN.


Westman, K. & P Westman. 1992. Present status of crayfish management in Europe. Finnish Fisheries Research, 14: 1-22

Ver citas | Añadir cita | Buscar más imágenes (Google)