· Ficha de especie
Otros Algas Otras plantas Insectos Crustáceos Otros invertebrados Peces Anfibios Reptiles Aves Mamíferos
· Mamíferos
Fecha última actualización: 2013-12-18
Autoridad taxonómica: (Linnaeus, 1758)
Orden: Carnivora
Familia: Procyonidae
Castellano: mapache
Català: ós rentador
Euskera: mapatxe
Galego: mapache
English: common raccon
Autor fotografía: Bastique
Autor de fotografía: Bastique
Descripción:

El mapache es un mamífero carnívoro cuyo peso puede variar de los 5,5 a los 15Kg dependiendo del hábitat en el que se encuentre el individuo. Su pelaje combina franjas y manchas de color gris, marrón, negro y blanco, este último especialmente en las extremidades. Sus rasgos más característicos son la coloración oscura alrededor de sus ojos, parecida a un antifaz, y la cola con anillos alternados de color oscuro y claro. Sus dientes están adaptados a una dieta omnívora: los molares no son tan anchos como los de los herbívoros y los incisivos no son tan afilados como los de los carnívoros.

Biología y hábitat: La especie tiene una gran capacidad de adaptación y se puede encontrar en un amplio rango de hábitats: zonas abiertas, zonas pantanosas, bosques con proximidad de cursos de agua y zonas urbanas. Es de hábitos preferentemente nocturnos aunque es muy común, especialmente en zonas próximas a núcleos urbanos, que desarrollen ciertas costumbres diurnas que les permitan aprovechar los desechos de las personas. Su alimentación omnívora es muy variable y adaptable, pero sobre todo se basa en cangrejos de río, aves acuáticas, conejos, ratones de campo y frutos silvestres tales como higos, uvas y moras. Tiene gran capacidad de atrapar animales y de manipular alimento gracias a sus hábiles manos, que también les permiten trepar y nadar con facilidad. El tipo de dieta omnívora es una de las características que le permite tener una gran capacidad de adaptación en varios entornos.
La reproducción del mapache tiene lugar entre los meses de enero y mayo, periodo en el que se realiza tanto el apareamiento como la gestación. La crías suelen abandonar la protección de la madre poco antes de cumplir el año, por lo que el impacto de la nuevas generaciones sobre el ambiente es casi inmediato.
Distribución geográfica nativa: La distribución nativa se extiende des del sur de Canadá hasta América Central, concretamente la zona de Panamá. Se cree que fue a partir de mediados de siglo XX cuando esta especie se expandió a otras zonas del planeta como Europa Central o Asia del Este. Las causas más comunes son la liberación en la naturaleza de ejemplares en cautividad y la fuga de individuos de las granjas donde se cría esta especie.
Distribución y establecimiento 
en la península Ibérica:
Encontramos poblaciones no nativas de mapache en distintas partes del mundo: en Japón, en las Antillas, Alaska i Europa. En Europa fue citado por primera vez en Alemania el 1927 y desde entonces se ha extendido con facilidad.
Recientemente fue introducido en la Península Ibérica, en donde fue registrado por primera vez en el 2001 en la localidad de Velilla de San Antonio (Madrid) y dónde ya se ha distribuido ampliamente. En Madrid (Barona y García-Román 2005), Barcelona y Valencia, ciudades densamente pobladas, hay gran cantidad de registros de adultos, lo que se puede ser un indicador de una elevada tasa de liberación de animales de compañía.
Los avistamientos más frecuentes han sido en el centro de España, donde la especie se reproduce con éxito y ya ha colonizado más de 100 km de riberas. Su rango de distribución en esa región incluye Velilla de San Antonio (Parque Regional del Sur, Madrid), el norte del río Henares y el sur del río Jarama, cerca del río Tajo. Según los registros de capturas y radio-seguimiento realizados en el Parque Regional del Sur (PRS) los ríos actúan como corredores. La proximidad al río Tajo plantea un problema, ya que el curso fluvial podría facilitar su dispersión hacia el oeste de España y Portugal.
También se han registrado otros individuos en Málaga, Cantabria, Guadalajara, Mallorca y en las Islas Canarias, pero aparentemente son individuos aislados, sin conexión aparente con la población más grande del centro de España (García et al. 2012).
Mecanismo de introducción: La introducción y establecimiento de poblaciones de mapache supone un riesgo tanto a nivel ecológico como a nivel de salud. A nivel ecológico puede provocar un gran impacto sobre la fauna nativa afectando a un gran rango de especies por competición y por depredación sobre peces, anfibios, insectos, moluscos, pájaros, huevos y pequeños mamíferos. Existen varios registros de depredación sobre anfibios, reptiles y aves que nidifican en el suelo. A nivel sanitario también existen evidencias de su impacto negativo por ser vectores de enfermedades y patógenos que pueden afectar tanto los animales como a los humanos. Hay casos documentados de infecciones por Baylisascaris procyonis en Estados unidos, Canadá y Europa.
La Península Ibérica presenta una gran biodiversidad y numerosas especies endémicas. Además es una región importante para muchas aves migratorias e incluye 7 zonas ZEPA. En el centro de España existen amplios cursos de agua en donde centenares de patos hacen la muda, periodo durante el cual no pueden volar. Todavía no hay cuantificaciones exactas pero hay algunos registros que sugieren que la presencia de mapaches en la Península Ibérica puede tener un fuerte impacto sobre la fauna local y podría generar graves problemas que afectarían especialmente al éxito reproductor de muchas poblaciones de aves y anfibios. Existen registros de depredación sobre tortugas (Mautremys leprosa), patos (Anas platyrrhynchus y Anas strepera) y otras aves (Gallinulka chlorpus), ratones de campo (Apodemus sylvaticus) y conejos (Aryctolagus cuniculus), además en Parque Nacional Timanfaya de Lanzarote se registró depredación sobre una colonia de crías de Calonectris diomedea, (García et al., 2012)
Impacto ecológico: La introducción en la Península fue a causa de que algunos individuos escaparon de granjas peleteras y otros fueron soltados por personas que los habían adquirido como mascotas. Referente a esto último, cabe destacar que en su etapa de cría el mapache es un animal afable, pero a medida que crece va desarrollando un carácter más agresivo en su relación con otras especies o al sentirse acosado. Por ello abundan los casos de liberación de ejemplares ya adultos que vivían como animales domésticos. Una vez introducido se expandió rápidamente gracias a su dieta omnívora, la escasez de depredadores en la península y a su ritmo de reproducción, bastante elevado.
Impacto socioeconómico: Es considerado una plaga urbana ya que provoca daños en los cultivos agrícolas. No obstante, su impacto económico es por ahora, poco relevante.
Respecto al impacto social, el mapache es transmisor de la rabia y del parásito nematodo Baylisascaris procyonis, el cual puede causar síndromes viscerales, oculares y cerebroespinales a los humanos, pudiendo llegar a ser letal. Por lo tanto, el principal riesgo para las personas es en el sentido sanitario.
Gestión: Esta especie está incluida en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras (Real Decreto 630/2013), lo que conlleva la “prohibición genérica de su posesión, transporte, tráfico y comercio de ejemplares vivos o muertos, de sus restos o propágalos, incluyendo el comercio exterior” en toda España, excepto previa autorización administrativa.
Para el control y la erradicación del mapache en zonas invadidas recientemente es necesario un trampeo continuado en toda su área de distribución acompañado de una campaña de divulgación y educación ambiental sobre los problemas ligados a la liberación de mascotas (Ceballos-Esclara y Ruza, 2012). Actualmente se están haciendo muchos estudios de foto-trampeo, radio-seguimiento y captura con análisis de dieta, parásitos y patógenos para profundizar en el conocimiento de la biología, fenología de la reproducción y comportamiento de esta especie con el fin de diseñar una buena gestión. En el Parque Regional del Sur (Madrid) desde el año 2007 se están realizando campañas de control y captura mediante trampeo.
En otras zonas del mundo donde hay presencia de mapache los sistemas de gestión son parecidos a los utilizados en España. En especial destacan los países norte-americanos, donde la densidad del mapache, unida a una gran proximidad de la especie a las áreas urbana, obliga a una gestión de las poblaciones. Aun así, otros estados como Alemania, Finlandia, Polonia, etc, también llevan a cabo programas para la gestión del Procyon lotor, en su caso debido a la introducción y posterior expansión de la especie.
En general, la principal preocupación en estos espacios es el riesgo que el mapache supone para la salud de la población, ya que se trata de un animal que puede transmitir enfermedades como la rabia. Es por eso que la mayoría de acciones que se desarrollan tiene como fin controlar la poblaciones y sus efectos en los núcleos urbanos. En este sentido destaca el país más septentrional nombrado anteriormente: Canadá. En este caso son muchos y diversificados los sistema que se usan, pero un ejemplo es el mismo que se usa en España, es decir la caza del animal para reducir su número en el hábitat natural. La mayoría de veces les ejemplares capturados se ejecutan, aunque existen sitios, como por ejemplo Ontario, donde se han establecido sistemas basados en controlar la propia enfermedad y no la especie que la transporta. Así pues, el mapache portador puede recibir tratamiento que le inmuniza de la rabia (la enfermedad más común), e incluso en algunos casos no hace ni falta su captura, ya que se colocan cebos tratados con vacunas para la rabia .
Al parecer la acción humana tiene pocos efectos sobre el tamaño de las poblaciones de mapaches, pero también es verdad que si no se desarrollase ningún tipo de medida la expansión de dicha especie seria mucho mayor.
Autores ficha: Alba Serrat, Àdria Sanz, Marta Erena
Observaciones:
Bibliografía: Càceres, P., 2010. Los mapaches, los nuevos vecinos de Madrid. Diario El Mundo, Medio Ambiente, Madrid.

Ceballos-Esclaera, J.M., Ruza, F., 2012. Especial especies invasoras: el mapache boreal (Procyon lotor) en el Parque Regional del Sureste de la Comunidad de Madrid y su área de influencia.

Seguimiento y control de una nueva especie exótica invasora en España. Revista Foresta, nº56.

E. Rees, Erin, et al., 2011. Targeted surveillance of raccoon rabies in Québec, Canada. The Journal of Wildlife Management, Volume 75, issue 6, págs. 1406-1416.

García, J.T, et al., 2012. Recent invasion and status of the raccoon (Procyon lotor) in Spain. Biological invasions: 1305-1310.

López-Cuervo, I.F. Manual para la detección de mapache (Procyon lotor) en Andalucía. Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Pesca. Junta de Andalucía.

Rosatte R.C., et al., 1993. Tactics for the control of wildlife rabies in Ontario (Canada). Ontario Ministry of Natural Resources, Wildlife Research Section, Maple, Canada

Rosatte R.C., 1998. Management of raccoons (Procyon lotor) in Ontario, Canada. Do human intervention and disease have significant impact on raccoon populations?. Ontario Ministry of Natural Resources, Rabies Research Unit, Trent University, Ontario, Canada.

Vilà, M., et al., 2006. Impactos ecológicos de las invasiones de plantas y vertebrados terrestres en Europa. Asociación Española de Ecología Terrestre, Revista Ecosistemas, nº15, págs. 13-23.
Ver citas | Añadir cita | Buscar más imágenes (Google)