· Ficha de especie
Otros Algas Otras plantas Insectos Crustáceos Otros invertebrados Peces Anfibios Reptiles Aves Mamíferos
· Crustáceos
Fecha última actualización: 2016-11-18
Autoridad taxonómica: Linnaeus 1758
Orden: Cyclopoida
Familia: Lernaeidae
Castellano: Gusano ancla
Català: Cuc àncora
Euskera:
Galego: Verme áncora
English: Anchorworm
Autor fotografía: Robert Gurney (Wikimedia commons)
Autor de fotografía: Robert Gurney (Wikimedia commons)
Descripción:

El gusano ancla, también conocido como cyprinacea, es un crustáceo copépodo ectoparásito de cuerpos de agua marinos y dulces, que ataca principalmente a los peces de agua dulce. Es un parásito altamente destructivo que se ha extendido por prácticamente todo el mundo en los peces de acuarios y de cultivos acuícolas. Es importante destacar que en esta especie, únicamente la hembra se convierte en parásito.

Biología y hábitat: Este copépodo, parasítico y cosmopolita tiene un cuerpo alargado y tubular que se distingue en tres partes principales, el cefalotórax, la región torácica y el abdomen (Gutiérrez Galindo y Lacasa Millán, 2005). Su tamaño aproximado es entre 1–1,5 cm (Gulf & South Atlantic Regional Panel on Aquatic Invasive Species, Gulf States Marine Fisheries Comission, 2003). Su forma es su característica más singular de la cual se deriva su nombre “gusano ancla” o “anchorworm”. En la región de la cabeza posee las antenas, las anténulas y los órganos denominados anclas, que son con los que se engancha a los peces huéspedes. Estas anclas son cilíndricas formando una Y. En la región del cefalotórax presenta sus apéndices orales y el primer par de patas, que utiliza para nadar. En la región torácica carga las segundas, terceras y cuartas pares de patas. Por otra parte, en el abdomen carga el quinto y sexto par de patas, que también utilizan para nadar. Detrás del último par de patas poseen la prominencia pregenital y la apertura perigenital de la que cuelgan los sacos de huevos (Gulf & South Atlantic Regional Panel on Aquatic Invasive Species, Gulf States Marine Fisheries Comisión, 2003).

Su ciclo vital consiste en las siguientes fases generales. Primero, los huevos son liberados del cuerpo de la hembra y eclosionan en el agua, dando paso al nacimiento de las larvas nauplio que viven libremente en las aguas (Bosques Rodríguez, nd). Es decir, que todavía no se han anclado a ningún pez. Esto ocurre en un periodo de entre 4 a 8 días (Al-Hamed y Hermiz., 1973). Una vez estas larvas se desarrollan y pasan a su fase adulta el macho fecunda a la hembra y muere. Las hembras a su vez sufren un proceso de transformación que les lleva a convertirse en un organismo simple adaptado a la vida ectoparásita (Maceda y González, nd). Aquí es cuando entierran su cabeza en la piel del pez y producen hileras de huevos para volver a comenzar este ciclo. Estos copépodos incrustan su cabeza en la piel del pez dejando la zona torácica y el abdomen fuera del huésped, colgando como un hilo (Bosques Rodríguez, nd). Las temperaturas ideales para su desarrollo se encuentran entre los 23 º y 30 º C (Tóro et al., 2003).

A pesar de que su huésped habitual son los peces ciprínidos (como por ejemplo la carpa, Cyprinus carpio) y los cíclidos (Tóro et al., 2003; Gutiérrez Galindo y Lacasa Millán, 2005), se ha encontrado atacando a gran variedad de peces de familias tales como las Amiidae, Catostomidae, Salmonidae, Sciaenidae, Muraenidae y Umbridae, entre otras (Gulf & South Atlantic Regional Panel on Aquatic Invasive Species, Gulf States Marine Fisheries Comission, 2003).

Se ha observado que el tamaño y la edad del huésped son determinantes en el grado de infestación por parte de este copépodo. Generalmente éstos atacan a los individuos más viejos y grandes. Esto debido a que los individuos más viejos han tenido más tiempo para acumular parásitos, mientras que los más grandes proveen una mayor extensión para su establecimiento (Tóro et al., 2003; Gutiérrez-Galindo y Lacasa-Millán, 2005). El parásito se puede observar en las zonas dorsal y caudal del pez, tales como las aletas (dorsales y caudales), las agallas y la piel, siendo las aletas donde mayormente se han observado; lo contrario en zonas como las cavidades nasales. Se cree que buscan áreas del cuerpo del pez resguardadas, donde se pueden proteger de las corrientes marinas (Al-Hamed y Hermiz, 1973; Berry, 1991; Gutiérrez-Galindo y Lacasa-Millán, 2005; ).

La lernaeosis es la enfermedad provocada por estos parásitos. Los peces que la contraen presentan severas lesiones, como hemorragias, úlceras y nódulos fibrosos. En las zonas donde se forman estas lesiones, el pez generalmente pierde la piel y las escamas, lo que a su vez permite la aparición de infecciones secundarias oportunistas que agravan la situación como hongos, bacterias, virus y otros parásitos (Tóro et al., 2003). La pérdida de sangre y el ataque de infecciones secundarias pueden provocar la muerte del pez (Gulf & South Atlantic Regional Panel on Aquatic Invasive Species, Gulf States Marine Fisheries Comission, 2003; Macedas A. y González, I., nd).
Distribución geográfica nativa: Asia
Distribución y establecimiento 
en la península Ibérica:
Hoy día se encuentra distribuido prácticamente por todo el mundo, ya que se encuentra en Norteamérica y sur América, Europa, Asia y África. En la Península Ibérica se ha observado en zonas tan variadas como el Río Esla (noreste de España) (Álvarez Pelletero et al. 1979), el Río Ebro (se extiende del norte al este de España) (Sterling et al. 1995), Río Guadiana (suroeste de España) (Pérez Bote 2000) y Río Llobregat (noreste de España) (Gutiérrez Galindo y Lacasa Millán 2005).
Mecanismo de introducción: Se introdujo en Europa, a través de Gran Bretaña, en la década del 1960 (Blanc, 2001). Se cree que se ha difundido por el comercio internacional de peces para la acuicultura y para actividades recreativas (Bosques Rodríguez, nd; Blanc, 2001). Esto ha ocurrido por la falta de controles sanitarios en la transportación intercontinental de estos peces (Boeger y Santos-Neto, 1993).
Impacto ecológico: Su dispersión en los ríos de la Península Ibérica tendrá graves consecuencias en las poblaciones de peces debido a los efectos deletéreos severos causados por la lernaeosis. Además, se han registrado casos de especies endémicas atacadas por este parásito (García Berthou et al. 2007).
Impacto socioeconómico: Las infestaciones de este ectoparásito causan la muerte de muchos peces. Esto tiene graves consecuencias económicas en la piscicultura, la acuicultura y en los acuarios (Tóro et al., 2003; Gulf & South Atlantic Regional Panel on Aquatic Invasive Species, Gulf States Marine Fisheries Comission, 2003).
Gestión: En el caso de los peces de acuarios ornamentales, se recomienda que se retire de forma mecánica (con pinzas), desinfectando adecuadamente la zona (Macedas A y González I, 2007). En peces de acuarios personales con propósitos ornamentales también se utilizan tratamientos de dipterex, bromex, tricloroformo, medicamentos de cobre, KMnO4, NaCl y formalin (Tóro et al., 2003; Al-Hamed y Hermiz, 1973). En el mercado existen variedad de productos genéricos dirigidos a eliminar ésta y otras plagas de los acuarios. En Tóro et al. (2003) utilizan diversas formas de la resina de Pinus elliottii, formas cruda, de cloroformo y de aceite en vapor, para tratar esta infestación. Hojas de este pino habían sido utilizadas exitosamente por acuicultores y por esto fueron evaluadas en esta investigación también con buenos resultados para tratar la enfermedad.
Autores ficha: Sandra Soto Bayó
Observaciones:
Bibliografía: Al-Hamed, M. y Hermiz, L. 1973. Experiments on the control of anchor Worms (Lernaea cyprinacea). Aquaculture 2: 45 – 51.

Álvarez Pellitero, M. P., González Lanza, M. C. y Pereira Bueno, J. M. 1979. Crustáceos parásitos de ciprínidos en el río Esla (León). Proc 2nd Nat Cong Parasitología, León, España.

Berry, C. R., Jr., Babey, G. J. y Shrader, T. 1991. Effect of Lernaea cyprinacea (Crustacea: Copepoda) on stocked rainbow trout (Onchorhynchus mykiss). Journal of Wildlife Diseases 27: 206 – 213.

Blanc, G. 2001. Introduction of pathogens in European aquatic ecosystems: attempt of evaluation and realities. Proc. of the Sem. of the CIHEAM Network on Technology of Aquaculture in the Mediterranean, 17 – 21 Jan. 2000, p. 37 – 56.

Boeger, W. A. y Santos Neto, M. 1993. Lernaea cyprinacea, melhor prevenir. Panorama da Aquicultura, May/June, p. 12 – 13.

Bosques Rodríguez, L. J. Departamento de Biología, Recinto de Mayagüez, Universidad de Puerto Rico. Laboratorio de parasitología animal; Acantocefalos, Artrópodos. http://www.uprm.edu/biology/profs/bunkley/lab12.htm. Accedido por última vez el 9 de junio de 2007.

García-Berthou, E., Boix, D. y Clavero, M. 2007. Non-indigenous animal species naturalizad in Iberian inland waters. p. 123 – 138 in Gherardi F. (ed.). Biological Invaders in Inland Waters: Profiles, Distribution and Threats. Springer. .

Gulf & South Atlantic Regional Panel on Aquatic Invasive Species, Gulf States Marine Fisheries Comission. (Non-native aquatic species in the Gulf of Mexico and South Atlantic Regions). 2003. Lernaea cyprinacea (Linnaeus, 1758). http://nis.gsmfc.org/nis_factsheet2.php?toc_id=139. Accedido por última vez el 11 de junio de 2007.

Gutiérrez Galindo, J. F. y Lacasa, Millán, M. I. 2005. Population dynamics of Lernaea cyprinacea (Crustacea: Copepoda) on tour cyrpinid species. Diseases of Aquatic Organisms, 67, p. 111 – 114.

Guzmán, J. noviembre 2005. Cuidado y reproducción de los kois. Acuamaniacos (Boletín Trimestral de los Acuristas Metro Este, Puerto Rico), p. 3. http://www.amepr.org/ameprboletin4.pdf. Accedido por última vez el 12 de junio de 2007.

Maceda, A. y González, I. Lerneosis. http://www.alaquairum.net/lerneosis.htm. Accedido por última vez el 12 de junio de 2007.

Pérez Bote, J. L. 2000. Occurrence of Lernaea cyprinacea (Copepoda) on three native cyprinids in the river Guadiana (SW Iberian Peninsula). Res Rev Parasitol, 60, p. 135 – 136.

Sterling, J. E., Carbonell, E., Estellés Zanón, E. J. y Chirivella, J. 1995. Estudio estacional del parasitismo por Lernaea cyprinacea en la madrilla Chondrostoma toxostoma miegii (Pisces: Cyprinidae) en un afluente del río Ebro. Proc 4th Iber Cong Parasitol, Santiago de Compostela, Spain, p. 90 – 91.

Tóro, R. M. et al. 2003. Activity of Pinus elliottii resin compounds against Lernaea cyprinacea in vitro. Veterinary Parasitology 118, p. 143 – 149.
Ver citas | Añadir cita | Buscar más imágenes (Google)